91 893 37 69 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
  • Tv Comillas

ico intranet 

Julio de la Torre, profesor de la EUEF San Juan de Dios,  ha sido invitado a una estancia en el Complexe Hospitalo-Universitaire Le Bon Samaritain en  N'Djaména, Chad, situado en el centro de África, y haciendo frontera con Camerún, Nigeria, Níger, Libia, Sudán y República Centroafricana.

Este centro pertenece a la provincia africana de la Compaña de Jesús y  es el segundo hospital de la capital en número de pacientes atendidos. Dispone de 200 camas de hospitalización, cirugía, y consultas externas de VIH-SIDA, centro de malnutrición, así como de laboratorio básico y es referencia para campos de refugiados cercanos, desde Sudán, principalmente.

La característica principal del hospital es que se dedica a la docencia, como los hospitales universitarios occidentales: tiene una escuela de medicina, ya llevan unas 7 promociones, con unos 25 estudiantes por curso, el plan de estudios dura 7 años, puesto que muchos de los profesores van y vienen desde Francia, España o Líbano. La escuela de enfermería, con un plan de estudios más corto que el del Espacio europeo de Educación Superior, de Grado, es de tres años, y cuenta con 50 alumnos por curso. 

Objetivos del viaje

El objetivo del viaje se ha compuesto de tres ejes principalmente. Uno de ellos, evaluar y trabajar en los distintos servicios que ofrece el hospital a los pacientes: medicina, ginecología, cirugía, pediatría... y otros (imagen, urgencias, consultas). También, valorar la formación especializada en los servicios, gestión, liderazgo, etc.; conocer la escuela de enfermería; ver las posibilidades de colaboración con Comillas: intercambio de alumnos, profesores, etc.; observar el material, métodos, cursos, trabajar en las competencias de cada uno y en la posible colaboración para preparar planes docentes.

Otro de los objetivos ha sido llevar material médico y farmacéutico de utilidad para el hospital. En concreto, más de 20 kilos de medicación para la farmacia, y también algunos materiales escolares de logística para el hospital y los estudiantes. Jullio de la Torre muestra su agradecimiento a “los apoyos de la unidad de Ensayos Clínicos de Oncología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, con material excedente de sus kits de laboratorio, especialmente útil porque todo el material dispone de mecanismos de bioseguridad”, a falta de implantación y conocimiento en muchos centros de África, así como de la farmacia del Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, proporcionando medicación y diverso material (guantes y material de curas). También se ha contado con el apoyo de la EUEF San Juan de Dios, Universidad Pontificia Comillas. 

Y, como tercer objetivo, se ha conocido de primera mano la realidad de los pacientes con cáncer y enfermos terminales de cualquier enfermedad, intentando saber “de qué manera podemos mejorar su situación y tratamiento, junto con el soporte la Sociedad Española de Enfermería Oncológica y de la SEOM, Sociedad Española de Oncología Médica, que están abiertos a proyectos de formación y cooperación”.

También se llevaban a cabo trabajos de cooperación en el área de educación promovidos por Comillas Solidaria.

Desarrollo del proyecto

Este proyecto ha sido ideado durante todo el curso académico 2017-2018, debido a la complejidad del destino. En febrero de este año Blanca Egea, jefa de estudios de Enfermería de la EUEF, formalizó esta invitación en una reunión con Rodrigue Takoudjou, director de la École de Santé. De este modo, se determinó hacer un viaje de trabajo y prospección al hospital durante el verano, y una vez terminadas las clases y los exámenes de Grado y tribunales de Máster.

Durante el curso se trabajó la posibilidad de ir a trabajar y conocer la realidad del Chad, con Carlos Gómez-Vírseda, jesuita y médico, que ha tenido una larga experiencia en el país y en este y formación en el Hospital de Goundi, al sur de país, situado en plena selva ecuatorial.

El coordinador de investigación de la Escuela acudió a El Chad en solitario pero, como él mismo señala “con el recibimiento en el terreno de Carlos y otros cooperantes, algunos también españoles, como Julio de la Rúa, traumatólogo, o Teresa Pinilla, neonatóloga, lo que hizo de la estancia una experiencia donde todos hemos tenido la oportunidad de trabajar en nuestros campos de conocimiento”.

Una experiencia dura pero enriquecedora

Tras la experiencia vivida, Julio de la Torre afirma que “han sido unos días muy emocionantes, de trabajo duro, altas temperaturas y mucha humedad, ya que en julio comienza la temporada de lluvias”. El clima político en Chad es complicado, las crisis migratorias por la guerra en el vecino Sudán, donde hay campos con más de 15000 personas desplazadas, la inestabilidad provocada por Boko Haram y el integrismo -en uno de los días de la estancia se produjo un atentado en la zona del lago Chad, con 18 muertos- y una crisis del petróleo, que produce constantes desabastecimientos de recursos materiales para todos.

Sin embargo, todo esto se ve compensado con creces, con la alegría, amistad y acogida con la que el pueblo chadiano recibe a todos los visitantes, especialmente a los cooperantes. Las áreas de salud y educación son fundamentales en el crecimiento y desarrollo de cualquier sociedad y es clave que la ayuda y la cooperación se centren en esos campos. Esperamos que, en el futuro, podamos extender proyectos de cooperación y modelos de ayuda a este y a otros muchos hospitales y escuelas de salud en África, recordando también que la Orden Hospitalaria tiene presencia en once países allá.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.