91 893 37 69 Contactar arrow 02

  • LinkedIn
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
  • Tv Comillas

ico intranet 

El objetivo del taller ‘Estrategias de atención sanitaria a personas con diversidad funcional y lengua de signos para Enfermería’, que se imparte en la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia (EUEF) “San Juan de Dios”, Universidad Pontificia Comillas, es dotar a los futuros profesionales de Enfermería de estrategias de atención sanitaria para poder proporcionar a las personas con discapacidad una atención integral que promueva su inclusión en el ámbito sanitario.

Como detallan las profesoras Nieves Muñoz y Beatriz Perucho, ambas graduadas en Enfermería por la EUEF y comunicadoras de lengua de signos, “las personas con diversidad funcional presentan ciertas singularidades que el sistema sanitario debe atender”. Así, este proyecto educativo nace para cubrir la necesidad detectada a lo largo de años de experiencia profesional en el ámbito de la discapacidad: “La presencia de personas con necesidades específicas es una realidad en todos los niveles sanitarios en los que trabajamos y para los que debemos estar preparados”. 

En el taller, que ya lleva tres ediciones, se forma a los estudiantes de Enfermería sobre discapacidad y cómo actuar ante determinadas situaciones, ofreciéndoles herramientas de fácil manejo como la utilización de pictogramas u otro tipo de apoyos visuales y enseñándoles unas nociones básicas de lengua de signos. “Está demostrado que, por ejemplo, anticipar a una persona con trastorno del espectro autista (TEA) la información sobre los procedimientos que se le van a realizar disminuye su ansiedad y la percepción traumática de la situación, y permite al personal sanitario llevar a cabo la intervención de una manera más eficaz”, afirman las profesoras.

La lengua de signos en las consultas

En la actualidad, las personas sordas signantes que acuden a consultas médicas deben solicitar con antelación un intérprete de lengua de signos para poder tener una comunicación fluida con los profesionales sanitarios. Pero, en caso de urgencia, no existe un servicio que pueda cubrir estas necesidades, por lo que "dotar al personal sanitario de estos conocimientos facilita una rápida y eficaz intervención. Además, favorece el derecho a la intimidad del paciente y su autonomía, evitando que dependan de terceras personas para comunicarse con los profesionales sanitarios”, aseguran Nieves Muñoz y Beatriz Perucho. Lo mismo ocurre con los sistemas de comunicación que utilizan las personas sordociegas.

Este taller, que pone en práctica el trabajo de fin de grado de Nieves Muñoz (TFG) gracias al apoyo de Calixto Plumed O.H., coordinador de Docencia e Investigación Bética y profesor de Psicología de la Salud, Género y Comunicación de la EUEF, ha tenido muy buena aceptación por parte del alumnado y les ha sido de utilidad, tanto en las prácticas clínicas como en su vida profesional. “Conocer la diversidad funcional mejora la comprensión de los profesionales sanitarios sobre las personas con discapacidad y aumenta la empatía con ellas”, concluyen las profesoras.

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC) se utilizan desde hace décadas en ámbitos relacionados con la discapacidad, especialmente en los centros de educación especial o centros sociosanitarios como el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos (Madrid). En los últimos años también se han extendido a los servicios sanitarios, gracias a iniciativas como el Portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa (ARASAAC) o el programa de Atención Médica Integral a los Trastornos del Espectro del Autismo (AMI-TEA) del Departamento de Psiquiatría del Niño y Adolescente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.